Cómo saber si puedo actualizar a Windows 8


Antes de actualizar a Windows 8 es necesario saber si el PC o notebook está en condiciones de instalar la nueva versión del sistema operativo de Windows.

Windows 8

Microsoft pone a disposición del usuario una aplicación que escanea el sistema para comprobar si los programas instalados y los distintos dispositivos son compatibles con Windows 8. Su objetivo principal es que el usuario pueda evaluar si justifica la migración teniendo en cuenta los elementos de los que va a tener que privarse, o si se mantiene con Windows 7, Vista o el XP hasta no realizar cambios de hardware y de periféricos, o hasta que sus aplicaciones favoritas no dispongan de versiones para Windows 8.

Este asistente para actualización a Windows 8 es muy simple, se ejecuta y tras un minutos de análisis se va a poder obtener un informe en el que se detallan la cantidad de elementos compatibles y la cantidad de elementos que hay para revisar. Haciendo clic en “ver detalles de compatibilidad” se va a poder conocer cada caso en detalle.

En el informe obtenido se puede saber si los programas, controladores, periféricos (ratón, webcam, impresora, escáner, etc.) se van son soportados por Windows 8. En el caso de los antivirus más conocidos y de las aplicaciones más populares ya han agregado soporte al nuevo sistema, pero aún quedan varios desarrolladores que no han actualizado sus productos.

Asistente de compatibilidad a Windows 8

El informe plantea algunos otros problemas como, por ejemplo, que el arranque seguro no es compatible con su PC, o que se va a necesitar instalar una aplicación para reproducir DVDs en Windows 8.

En un segundo paso, el asistente de la aplicación le propone al usuario seleccionar aquellos elementos que desea conservar, para poder saber qué edición de Windows 8 le va a ser más conveniente. En el caso de Windows 7, se puede optar por: “archivos personales, aplicaciones y configuraciones de Windows”, por “solo archivos personales” o por ninguna de las 2 opciones anteriores. Un aspecto importante a tener en cuenta es la diferencia entre el sistema operativo que se disponga actualmente, ya que, si el mismo es el Windows 7, se van a poder mantener las aplicaciones y configuraciones actuales, mientras que si es un sistema anterior (Vista, XP) se van a tener que reinstalar las aplicaciones después que se actualice el sistema operativo.

Para finalizar, se tiene la posibilidad de guardar el informe y de ejecutarlo en otro momento, o de ya solicitar la compra del producto (a unos 40 dólares o 30 euros).

Descargar el asistente




Envíanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.